Beneficios de los suplementos para las mujeres

Cuando se habla de la buena salud, muchas veces, se tiende a poner el foco únicamente en la alimentación. Si bien esta es una práctica positiva y necesaria, lo cierto es que la alimentación, por sí misma, puede no proveer de todo lo necesario para todas las personas en los distintos momentos de sus vidas. Por eso, hay ocasiones en las que se necesita acudir a suplementos dietarios. A continuación, hablaremos especialmente de los suplementos para mujeres y sus beneficios.

¿Qué son los suplementos alimenticios?

Como su nombre lo indica, podemos decir que los suplementos alimenticios son productos formulados especialmente para suplementar la incorporación de determinados nutrientes en la dieta de las personas, fundamentalmente cuando estos no alcanzan a ser satisfechos en su necesidad a través de la sola alimentación.

    Lo primero que se debe destacar es que, para tener un buen estado de salud, es muy importante contar con una dieta completa, equilibrada y variada. Esta es la que va a permitir al cuerpo acceder a los nutrientes necesarios para el mantenimiento adecuado de todas las funciones fisiológicas que este debe realizar. En este sentido, cuando la alimentación no basta para satisfacer las necesidades del organismo de determinados nutrientes, sea por la razón que sea, es cuando aparecen los beneficios de los suplementos.

    Pese a lo mencionado con anterioridad, los suplementos dietarios no suelen tomarse porque sí. En general, aparecen en determinadas circunstancias. Por eso, hoy, podemos encontrar especialmente suplementos vitamínicos para mujeres, suplementos de proteínas, suplementos para subir de peso en mujeres, entre otras tantas posibilidades. Son, como decíamos con anterioridad, herramientas que sirven para dar al cuerpo lo que necesita y que no está obteniendo en cantidades suficientes desde la alimentación.

¿Qué nutrientes necesita la mujer para tener buena salud?

Todos los cuerpos necesitan de ciertas cantidades y variedades de vitaminas y minerales para tener una buena salud. Estas son fundamentales para que el cuerpo y sus procesos fisiológicos puedan funcionar adecuadamente. En el caso de las mujeres, cabe destacar que suelen necesitar más vitaminas y minerales que los hombres en la generalidad. Por eso, es muy importante hablar de los suplementos para mujeres.

    Teniendo en cuenta lo mencionado con anterioridad, podemos decir que todas las vitaminas y minerales son importantes para la salud. Por eso, si bien es cierto que es importante contar con una alimentación que pueda ofrecernos lo que necesitamos en este sentido, los suplementos ayudan a que el organismo adquiera eso que no está teniendo y, por tanto, colaboran con la buena salud de las personas. Dentro de los diferentes  suplementos para mujeres, vamos a mencionar cuáles son las vitaminas y minerales que una mujer más tiende a necesitar.

 

El ácido fólico

El ácido fólico es muy importante para la mujer debido a que ayuda al cuerpo a formar glóbulos sanguíneos, como así también colabora con el ADN para nuevas células. En este sentido, se considera como una de las vitaminas más importantes para mujeres embarazadas, debido a que ayuda a prevenir determinadas anomalías congénitas que suceden durante los primeros tres meses del embarazo. También previene el bajo peso al nacer y los partos prematuros.

    En este sentido, entre los  suplementos vitamínicos para mujeres se suele destacar el ácido fólico. Toda mujer que pueda quedar embarazada o que lo esté requiere de entre 400 y 800 mcg de ácido fólico por día. Si bien este se encuentra en diversos alimentos como los vegetales de hoja verde oscura, la naranja, el pollo, la carne vacuna magra, los guisantes, los frutos secos, entre otros, lo cierto es que puede ser necesario acudir a suplementos para llegar a esta cantidad.

La vitamina D

A lo largo de los últimos años, se ha vuelto frecuente el diagnóstico de falta de vitamina D. Sin embargo, esta es muy importante para la salud. No solamente ayuda a fortalecer los huesos sino que, además, colabora con el sistema inmunitario para combatir gérmenes y ayuda a disminuir la inflamación de las células.

En general, los beneficios de los suplementos de vitamina D son especialmente útiles para mujeres que no se exponen mucho al Sol, para mujeres con obesidad, para mujeres postmenopáusicas y para aquellas que tienen una enfermedad inflamatoria del intestino u otras enfermedades que puedan dificultar la absorción de la grasa.

La vitamina B-12

La deficiencia de esta vitamina es algo muy común en la actualidad y se da especialmente en las personas que llevan una alimentación vegetariana o vegana. Para estos casos, es uno de los suplementos más demandados. Esto se debe a que ayuda al cuerpo a la producción de glóbulos rojos, a la vez que contribuye con las neuronas para que estas puedan funcionar de la manera correcta.

    Además de en las personas vegetarianas o veganas, la vitamina B-12 suele faltar en la mujer embarazada, siendo ésta muy importante para el desarrollo del feto. Se considera que, en caso de no acudir a un suplemento para satisfacer esta necesidad, son mayores las posibilidades de ver bajo peso al nacer, como así otros problemas en el bebé. Además los beneficios de suplementos vitamínicos de vitamina B-12 son muy importantes para las personas que tienen más de 50 años, debido a que la absorción de esta vitamina se reduce considerablemente, lo que hace que se necesite en mayor cantidad.

El calcio

Desde la infancia solemos identificar que el calcio es muy importante para la salud del cuerpo. El calcio no solamente ayuda a fortalecer los huesos sino que, además, permite una mejor transmisión de los mensajes que se dan entre el cerebro y los músculos para un correcto funcionamiento.

    Dentro de los suplementos para mujeres, los de calcio suelen necesitarse con mayor frecuencia. Es común que se observe una reducción en la cantidad necesaria de calcio particularmente en las mujeres adultas, debido a que se recomienda ingerir cerca de 1.000 mg por día. También puede faltar entre las niñas de 9 a 18 años, donde lo ideal es ingerir al menos 1.300 mg por día, ya que es lo que va a permitir fortalecer el cuerpo para los años posteriores de la vida. Por último, se puede necesitar posteriormente a la menopausia, donde se recomienda ingerir cerca de 1200 mg al día.

El hierro

Para terminar, otro de los suplementos para la mujer que se recomienda es el de hierro. El hierro cumple un rol clave en la salud de todos los cuerpos, cooperando con la formación de coágulos sanguíneos saludables, que son los que se encargan en particular de transportar oxígeno a cada fracción del cuerpo. Pero, además, el hierro ayuda a formar determinadas hormonas y tejidos del cuerpo.

Es muy importante tener en cuenta que los suplementos para mujeres suelen tener hierro, debido a que, durante la menstruación, el hierro suele perderse en mayor cantidad que otras vitaminas y minerales. Además, durante el embarazo también se necesita más hierro, ya que es lo que va a suministrar la suficiente cantidad de sangre que el bebé necesita para desarrollarse.

suplementos para mujeres

¿Son seguros los suplementos vitamínicos?

A la hora de dar comienzo a un proceso con suplementos para mujeres, una de las dudas más frecuentes suele tener que ver con la seguridad de los mismos. Muchos suplementos que se encuentran hoy en el mercado son seguros, especialmente los que están recomendados por profesionales de la salud o que se venden con marca oficial.

Hoy en día, el mercado de los suplementos dietarios es algo que ha crecido considerablemente. Esto tiene que ver, como hemos dicho más arriba, con que son productos que nos permiten dar a nuestro cuerpo las herramientas que necesita para mantener un buen estado de salud, especialmente en los momentos en que, por una u otra razón, estas herramientas no han podido ser brindadas por la sola alimentación.

 

Suplementos para mujeres: ¿Cuándo es necesario acudir a ellos?

Los suplementos vitamínicos acompañan en distintos momentos de la vida para satisfacer una necesidad. En este sentido, podemos decir que no todas las mujeres necesitan estos suplementos y, por supuesto, esto responde a necesidades específicas de cada caso y momento en particular. Pese a ello, podemos decir que existen clasificaciones de grupos de mujeres que pueden necesitar especialmente acudir a suplementos para la mujer.

 

Las mujeres con alimentación vegana o vegetariana

Como sabemos, cambiar a una alimentación vegetariana o vegana implica un cambio sustancial en el estilo de vida. No sólo representa un cambio en los alimentos que se consumen sino que, además, significa un cambio en los nutrientes que el cuerpo recibe.

    Un mito que suele aparecer tiene que ver con que las personas vegetarianas o veganas no pueden obtener los nutrientes que necesitan y que otras personas pueden alcanzar exclusivamente a través del consumo de carnes. Sin embargo, con el tiempo ha quedado demostrado que eso no es cierto, por un lado porque existe un sinfín de vegetales y frutas que aportan los nutrientes necesarios. Sin embargo, sí pueden necesitar suplementos en ocasiones. El más común es la vitamina B-12, ya que es la que se emplea con más frecuencia para reemplazar a la carne.

 

Las mujeres que están embarazadas o interesadas en ello

Ya hemos visto el rol que el ácido fólico tiene en la salud y la vida de las mujeres. Pese a ello, incorporarlo en las cantidades suficientes puede ser especialmente difícil si solamente se sostiene sobre la alimentación. Por eso y entendiendo que lo que se recomienda es ingerir al menos 400 microgramos al día, los suplementos dietarios son altamente efectivos a la vez que pueden reducir el riesgo de anomalías congénitas en el bebé.

 

Las mujeres que atraviesan el período posterior a la menopausia

También conocidas como mujeres menopáusicas, hay que entender que una vez que esta etapa finaliza, las mujeres pasan a perder una gran cantidad de densidad ósea de manera mucho más rápida. Es un momento en que no se suele recibir la cantidad suficiente de calcio y de vitamina D. Por eso y en un contexto que suele ser más sedentario, es frecuente que se necesiten diferentes suplementos.

Etiquetas: suplemento

Deja un comentario