Omega 3 para niños

El omega 3 es uno de los nutrientes más importantes para la buena salud del cuerpo humano a lo largo de las distintas etapas de la vida. En particular en el caso de los niños, es especialmente importante. Por eso, a continuación, hablaremos del rol que cumple el omega 3 en niños y por qué es importante incorporarlo a la dieta diaria.

 

¿Qué es el omega 3?

Para comprender el rol que los ácidos grasos omega 3 tienen para la salud de los niños, es importante comprender de qué se tratan. En pocas palabras, podemos decir que los ácidos grasos omega 3 son una forma de grasa poliinsaturada que el cuerpo obtiene principalmente a partir de alimentos y de suplementos dietarios.

Algo que se debe tener en cuenta es que el cuerpo no es capaz de producir los ácidos grasos omega 3 por su propia cuenta, por lo que necesita incorporarlos a través de la alimentación y suplementarios. Los alimentos que mayor proporción de omega 3 tienen son los pescados de agua fría, incluyendo particularmente el salmón, el atún y la caballa. También están presentes en los vegetales de hoja verde, en las nueces, en las semillas de cría, en las semillas de linaza y en determinados aceites vegetales.


¿Para qué sirve el omega 3 para niños?

Distintos estudios han dado cuenta de que la mayor parte de los niños y adolescentes en el mundo no consumen la cantidad suficiente de ácidos grasos omega 3. De hecho, se estima que la mayoría de los niños consumen menos del 50 a 60% de la dosis que se recomienda diariamente.

En este sentido, uno de los conceptos más importantes a tener en cuenta es el de DHA. El DHA es el ácido graso omega 3 que tiene una función muy importante y especialmente estructural. Aparece especialmente en la retina y en el cerebro de las personas. Tanto los omega 3 EPA como los DHA se encargan de atravesar la barrera hematoencefálica, llevando a cabo distintas acciones en el metabolismo cerebral de las personas.

 

Rendimiento cognitivo

Distintos estudios dan cuenta de que el consumo de omega 3 en niños, especialmente en edad preescolar, tiene un rol muy importante en el rendimiento cognitivo y también en la adquisición de vocabulario. Además, su consumo mejora la percepción del espacio y el desarrollo de la memoria.

Desarrollo neuronal

Ya hemos hablado previamente de DHA y EPA. El DHA forma parte de las neuronas. Mientras tanto, el EPA se emplea por parte de las mitocondrias para poder brindar energía a dichas neuronas. El rol que los ácidos grasos omega 3 tiene en el desarrollo neuronal y cerebral hace que sea muy importante mantener unos niveles adecuados de estos durante la gestación y también durante los primeros años de la infancia.

Inmunidad

Otro aspecto que se debe tener en cuenta para conocer la importancia del omega 3 para niños es su relación con la inmunidad en general. Hay que tener en cuenta que los ácidos grasos omega 3 ayudan a regular las señales celulares y modulan la función del sistema inmunológico.

Los omega 3 DHA y EPA ayudan a formar moléculas que ayudan a resolver problemas como la inflamación, a la vez que tienen un efecto protector muy importante frente a las alergias.

Crecimiento

Se ha demostrado que los alimentos y suplementos infantiles que incluyen una buena proporción de ácidos grasos omega 3 DHA en proporciones similares a las brindadas por la leche materna tienen un gran impacto en el crecimiento del cuerpo durante la infancia.

Visión

El DHA particularmente tiene una fuerte influencia en el desarrollo de las células que están presentes en la retina. Esto permite identificar que son ácidos grasos omega 3 que tienen un rol muy importante en el desarrollo de la agudeza visual y en la salud general de la visión. Se estima que una dieta rica en omega 3 puede afectar positivamente la visión, influyendo especialmente en la velocidad de su desarrollo.

Relación entre los ácidos omega 3 y el TDAH

Con frecuencia se han analizado los niveles séricos de omega 3 en niños que tienen trastornos de déficit de atención e hiperactividad (TDAH). En la mayor parte de estos casos se han detectado valores considerablemente bajos de DHA y EPA en comparación con otros casos.

Se estima que el desequilibrio en el ratio omega 3-omega 6 puede conducir a un estado de neuroinflamación. Además, puede llevar a una alteración en la producción de los neurotransmisores que son importantes para un buen estado de salud, como es el caso de la dopamina. Diversos estudios dan cuenta de que la administración y la suplementación de DHA y EPA pueden mejorar considerablemente la producción de dichos neurotransmisores, lo que acaba llevando a una reducción de la hiperactividad, como así también a un aumento de los niveles de atención de los que el niño es capaz.


¿Por qué suplementar los ácidos grasos omega 3?

Ya hemos visto previamente la importancia y el impacto que los ácidos grasos omega 3 tienen para la salud y para el desarrollo de las diferentes funciones del cuerpo y de la mente. Sin embargo, la mayor parte de las personas y de los niños en particular no incorporan la suficiente cantidad de omega 3 a través de la alimentación, lo que hace que sea necesario suplementarlo. Especialmente en el caso de los niños en edad escolar, se recomienda que se aumente la cantidad de ácidos grasos omega 3 consumidos.

Una de las mejores formas de garantizar la adecuada cantidad de ácidos grasos omega 3 en niños es a través de la suplementación. En Formulabs ofrecemos suplementos de omega 3 EPA y DHA que aportan a la función cerebral y nerviosa, a la salud cardiovascular, a la buena salud del sistema inmunológico y también al desarrollo y movimiento de las articulaciones de una manera saludable.

Estos suplementos de omega 3 pueden ser consumidos tanto por adultos, con una cucharada al día con las principales comidas y por niños con una cucharada pequeña también junto a las principales comidas.

Deja un comentario